FANDOM


LaVoz240120

Portada de La Voz del 24/01/20.

Con fecha 23 de enero de 1920 se produjo en la línea Córdoba - Almorchón el accidente con más víctimas que se ha registrado en esta línea.

En aquella época era común el establecimiento de trenes mixtos, por lo que la noche del dia señalado el tren descendente estaba formado por la locomotora, un furgón, veintitres vagones, un coche de primera, otro de segunda, dos de tercera y un forgón de cola.

Como era preceptivo, el convoy se detuvo en el puesto de seguridad de La Mocha, abierto desde 1916 y, tras comprobar que la vía se encontraba expedita y revisar los frenos, comenzó el descenso hacia la La Balanzona pero, nada más reaudar la marcha, algo debió fallar pues el tren pasó por La Balanzona en loca carrera sin que su personal pudiera hacerse con el control, situación que fue comunicada a Córdoba, desde donde inmediatamente avisaron para que se suspendiese todo el tráfico entre Cerro Muriano y la capital y se aprestaron para formar un Tren de Socorro para la catástrofe que se preveía inmediata.

A pesar de la velocidad alcanzada, el tren consiguió sobrepasar sin descarrilar el túnel de La Balanzona con su curva y contracurva y todas las curvas de reducido radio existentes entre este y Los Pradillos, cuya vía de seguridad estaba en construcción, por lo que nada se pudo hacer por detenerlo allí.

Al llegar al túnel número 1, construido en curva de 180 mts. de radio, el vagón de segunda volcó chocando contra la portada del túnel y produciendo el frenado violento de la composición a excepción de la locomotora que, partido el gancho de tracción y descarrilado el carretón delantero continuó su carrera hasta que la disminución de la pendiente y el rozamiento de la ruedas descarriladas la detuvieron a la entrada del Puente de Hierro

El túnel, con sus 114 mts de longitud, había quedado lleno de un amasijo de hierros, astillas, y la carne de una piara de cerdos que transportaba, mientras que en la boca norte el resto del tren quedaba en similares condiciones.

Las labores de socorro tuvieron que comenzar por encarrilar la locomotora para poder apartarla y llegar hasta el punto de la catástrofe, donde fueron localizados en el primer día de trabajo siete fallecidos y otros tres más en los días siguientes. El accidente produjo además diecinueve heridos graves y dejar la vía libre costó nueve jornadas de intensos trabajos y algunos más reparar la vía que la locomotora habia destrozado entre el túnel y el puente.

El diario "La Voz" de Córdoba, en su edición de la mañana del día 24, recogía así sus "Ultimas impresiones de la catástrofe", que ilustraba con dos fotografías de las víctimas y la boca del túnel:

"A las doce de la noche tomamos el camino hacia el escenario de la tragedia.
Llegamos primero a la boca del túnel donde se encuentran destrozados los tres coches de viajeros.
Al lado de una inmensa hoguera se encontraban cuatro números de la guardia civil y dos obreros de la Compañía.
La situación de los restos de los vagones, idéntica a la de esta mañana, indicaba que no habían puesto una mano siquiera para desalojar la entrada del túnel.
Quizás tras aquellos informes montones de hierros y maderas se encuentren cadáveres de hermanos que estén demandando la caridad de una pronta sepultura.
Posible es que aún existan víctimas con resto de vida que estén sufriendo horriblemente aprisionadas. Esto es poco probable después de contemplar el estado en que quedaron los coches.
Hemos oido afirmar a personas bien enteradas que el número de viajeros pasaban de treinta, el de empleados de Compañía deberá constar de quince indivíduos, cifras que sumadas hacen ascender el de personas que conducía el tren a cuarenta y cinco.
Han aparecido siete muertos, diez y siete heridos y tres ilesos; total, veintisiete.
¿Donde están los dieciocho restantes?
Aunque sea equivocado el cálculo referente a los viajeros, no puede suceder lo mismo con el de empleados.
El tren llevaba diez frenos y dos galgas y a menos que la Compañía no tuviese dotado el tren con el personal necesario, en cuyo caso su responsabilidad sería enorme, doce eran los guardafrenos que en el convoy iban. Han aparecido tres ¿dónde se encuentran los nueve restantes? Es indudable que bajo los restos de la catástrofe"

El maquinista, fogonero y jefe de tren fueron detenidos como presuntos culpables del siniestro, pero fueron puestos en libertad rápidamente al comprobarse que nada habían podido hacer por evitarlo.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar